El Santo Nino de Atocha

 

Procedente de España, vía Caracas, nos llegó al restaurante Estación Atocha, la imagen de El Santo Niño de Atocha, cargado por Betzayda Benavides Rivas. El Santo Niño de Atocha es una representación católica del Niño Jesús. Durante el siglo XIII, España estaba bajo el dominio musulmán. La ciudad de Atocha fue invadida por los musulmanes y encarcelaron a los cristianos. Los cristianos fueron castigados seriamente y tuvieron prohibiciones estrictas; a los prisioneros se les negó comida por sus creencias religiosa. Finalmente, sólo a los niños menores de 12 años de edad se les permitía llevarles comida. Las mujeres de Atocha sabían que la mayoría de la gente en las cárceles no podrían sobrevivir en esas condiciones. Ellos estaban orando ante la imagen de Nuestra Señora de Atocha, que abogaba por la Santísima Virgen María para pedirle a su hijo Jesucristo que les ayudase. Hubo un rumor entre la gente de Atocha, que un niño menor de doce años había comenzado a llevar comida a los presos sin hijos. El niño estaba vestido con ropas de peregrino. Los guardias le permitieron alimentar a los presos descubrieron sorprendidos que no se agotaban los alimentos de la cesta ni el agua de la jarra del niño. Cuando las mujeres de Atocha escucharon sobre el niño milagroso, volvieron a Nuestra Señora de Atocha, y agradecieron a la Virgen por su intercesión. Mirando a la imagen de la Virgen, se dieron cuenta de que los zapatos que lleva el Niño Jesús en manos de Nuestra Señora de Atocha estaban hechas de jirones y polvo. Los zapatos fueron reemplazados, pero estaban sucios, una vez más. La gente de Atocha vio esto como una señal de que el Niño Jesús salió todas las noches para ayudar a los necesitados. Se dice que hace muchos milagros, especialmente a los niños. El conflicto árabe se extendió más allá de la ciudad de Atocha. En los puntos graves en su viaje, los viajeros informaron que un joven, vestido de peregrino, llevaba comida y otras necesidades a los prisioneros. El niño solía viajar con ellos hasta que estaban fuera de peligro. El niño milagroso fue siempre considerado como el Niño Jesús y se le dio el título al Santo Niño de Atocha. Se ha dicho que El Santo Niño de Atocha también ha ayudado a mineros que quedaban atrapados en una mina. Hace muchos milagros y millones de personas creen en él en todo el mundo.

La imagen

Retratada como un pequeño peregrino español, la imagen del niño Jesús, conocido como el Santo Niño de Atocha, usa un largo vestido con una capa que tiene un ancho cuello de encaje y puños con volados. En su capa está la imagen tradicional de un peregrino, una concha de berberecho, y él sostiene una pequeña canasta con su mano izquierda, y una vasija de agua está sostenida por un bastón que tiene en su mano derecha. El pequeño santo niño usa sandalias abrochadas con hebillas –huaraches- de plata, y un sombrero grande y flexible con una pluma. Aunque se lo conoce como un peregrino, generalmente se lo muestra sentado en una pequeña silla. La tradición devota del Santo Niño de Atocha es un relato rico, tanto en historia como en devoción. Aunque el Santo Niño es el trabajador milagroso, la devoción originalmente fue Mariana. Como es apropiado, antes de que se le pida a un niño hacer algo, la persona que pide debe solicitar en primer lugar permiso a la madre del niño. De este modo, los rezos y las novenas para el Niño de Atocha comienzan con un rezo a María, Nuestra Señora de Atocha. Según la tradición, la devoción a Nuestra Señora de Atocha y su niño hacedor de milagros se originó en Antioch, y San Lucas el Evangelista fue el escultor de la primera imagen de la madre y el niño. De este modo, es posible que la palabra Atocha provenga de Antiochia. La devoción a Nuestra Señora con ese nombre se extendió rápidamente. En 1523, Carlos V de España pagó un enorme templo y ubicó la estatua bajo el cuidado de los Dominicanos. La imagen del Santo Niño era desmontable, y las familias devotas tomaban prestada la imagen del niño cuando una mujer estaba a punto de dar a luz a su bebé. La leyenda devota del hacedor de milagros, el pequeño Santo Niño, surgió en España. En Atocha, un suburbio de Madrid, muchos hombres estaban en prisión debido a la fe que profesaban. Como los carceleros no alimentaban a los prisioneros, las familias les traían los alimentos. En una época, el califa emitió una orden que consistía en que nadie excepto niños de doce años o menores podía traer alimentos a los prisioneros. Aquellos que tenían niños jóvenes podían mantener con vida a sus familiares, ¿pero qué les sucedería a los demás? Las mujeres del pueblo suplicaban a Nuestra Señora, pidiéndole que las ayudara a encontrar una forma de alimentar a sus maridos, hijos y hermanos. Al poco tiempo, los niños volvieron a sus hogares con una historia extraña. Un joven niño visitaba y alimentaba a los prisioneros que no tenían niños jóvenes que los alimenten. Ninguno de los niños sabía quién era, pero la pequeña vasija de agua que llevaba nunca estaba vacía, y la canasta siempre estaba llena de pan para alimentar a todos los desafortunados prisioneros que no tenían niños propios que les trajeran alimentos. Llegaba de noche, pasando al lado de los guardias que dormían o sonriendo amablemente a los que estaban despiertos. Aquellos que habían pedido un milagro a la Virgen de Atocha comenzaban a sospechar acerca de la identidad del pequeño niño. Luego de que Fernando e Isabel expulsaron a los moros de España en 1492, la gente continuó invocando la ayuda de Nuestra Señora de Atocha y su Santo Niño.

Curiosidades:

*En la película Napoleón Dinamita, Pedro sugiere colocar santos por los pasillos de su escuela secundaria, se recomienda el Santo Niño de Atocha.
*Este Santo aparece en la novela Mojo y el Pickle Jar, por Douglas Bell.
*En el video de Michael Jackson, Beat It, aparece la imagen del Santo Niño encima de su cama.
*En la película, “Noches de Talladega, la balada de Ricky Bobby”, (2006), Ricky Bobby interpretado por Will Ferrell explica su devoción al Niño Jesús y reza a él.
*En la serie de televisión, “Escobar, el patrón del mal”, (2012),se dice que el narcotraficante era devoto del Santo Niño de Atocha, además este se muestra al inicio de cada capítulo.

¿Necesitas Reservar o Ordenar?